Las mejores terapias para futbolistas

Después de una lesión o cirugía, un programa de acondicionamiento físico lo ayudará a regresar a las actividades diarias y disfrutar de un estilo de vida más activo y saludable, y no necesariamente debe incluir marihuana medicinal para disminuir el dolor. Seguir un programa de acondicionamiento también lo ayudará a regresar a los deportes y otras actividades recreativas.

Para garantizar que el programa sea seguro y efectivo para usted, debe realizarse bajo la supervisión de su médico. Hable con su médico o fisioterapeuta sobre qué ejercicios lo ayudarán mejor a alcanzar sus objetivos de rehabilitación si está lesionado por jugar al fútbol o si es un atleta de alto rendimiento.

Fuerza: fortalecer los músculos que sostienen la parte inferior de la pierna, el pie y el tobillo ayudará a mantener estable la articulación del tobillo. Mantener estos músculos fuertes puede aliviar el dolor en el pie y el tobillo y evitar más lesiones.

Flexibilidad: Estirar los músculos que fortaleces es importante para restaurar el rango de movimiento y prevenir lesiones. Estirarse suavemente después de los ejercicios de fortalecimiento puede ayudar a reducir el dolor muscular y mantener los músculos largos y flexibles.

Músculos objetivo: los grupos musculares de la parte inferior de la pierna están dirigidos en este programa de acondicionamiento, así como los tendones y ligamentos que controlan el movimiento en los pies.

Estiramiento: después del calentamiento, realice los ejercicios de estiramiento que se muestran en la página 1 antes de pasar a los ejercicios de fortalecimiento. Cuando haya completado los ejercicios de fortalecimiento, repita los ejercicios de estiramiento para finalizar el programa.

No ignore el dolor: no debe sentir dolor durante un ejercicio. Hable con su médico o fisioterapeuta si siente dolor mientras hace ejercicio.

Haga preguntas: si no está seguro de cómo hacer un ejercicio o con qué frecuencia, comuníquese con su médico o fisioterapeuta.

Instrucciones paso a paso

Párese frente a una pared con la pierna no afectada hacia adelante con una ligera flexión en la rodilla. Su pierna afectada está recta y detrás de usted, con el talón plano y los dedos ligeramente apuntados. Mantenga ambos talones planos en el piso y presione las caderas hacia la pared. Mantenga este estiramiento durante 30 segundos y luego relájese durante 30 segundos. Repetir. Consejo No arquees la espalda.

Músculos principales trabajados: sóleo

Debe sentir este estiramiento en la pantorrilla, los costados del tobillo y el talón.

Párese frente a una pared con la pierna no afectada hacia adelante con una ligera flexión en la rodilla. Su pierna afectada está detrás de usted, con la rodilla doblada y los dedos apuntando ligeramente. Mantenga los dos talones planos en el piso y presione las caderas hacia la pared. Mantenga el estiramiento durante 30 segundos y luego relájese durante 30 segundos. Repetir. Consejo Mantenga las caderas centradas sobre ambos pies.

Músculos principales trabajados: ligamento de la fascia plantar

Deberías sentir este ejercicio en la parte inferior de tu pie

Siéntese en una silla estable con los dos pies plantados en el piso. Haga rodar una pelota de golf debajo del arco del pie afectado durante 2 minutos. Consejo Siéntate bien alto y mantén el pie hacia tu silla.

Deja un comentario