La energía renovable también se apodera del campo de fútbol

Contratar un servicio de luz es una de las acciones más importantes cuando se realiza la construcción de cualquier estructura, bien sea destinada para el uso público o privado, para instituciones, celebraciones, y eventos deportivos y ello incluye al fútbol. Imaginas un gran encuentro del balón pie llegada la noche y que en el campo de juego no halla luz, fatal. 

En esta última situación, el deporte ha dado un paso adelante en lo referente al empleo de energías renovable pues lo correcto es que vayan a la par. En líneas generales, los campos de fútbol cuentan con medidas extraordinarias para hacerlos más tangibles y cómodos, y en consecuencia la energía empleada requiere de inmensas palas que hacen posible la generación de energía eólica, por ejemplo. 

En este sentido, un gran número de países se han enmarcado en la línea de las renovables. Y ello no debería causar gran sorpresa pues se trata de estructuras diseñadas como macroinstalaciones que emplean energía eléctrica en cantidades generando un alto consumo energético.

Los más recientes valores a nivel deportivo: eficiencia y sostenibilidad

En nuestros días se ha hecho más cotidiano el estudio de los beneficios que aportan las tecnologías verdes para el futuro, tras lo cual se supone que existe un gran ahorro de luz en medio de cada evento deportivo, lo que resulta un pequeño respiro lumínico para nuestro planeta. El ajuste y la adaptación de los recintos que mensualmente reciben a millones de fanáticos se ha convertido en una realidad, pero también en una necesidad energética, de esta manera se presenta como uno de los últimos reto del sector futbolístico. 

Estarás pensando en este momento en que punto es que se pueden aportar los valores de sostenibilidad y eficiencia. Sencillo, una vez que se ha procedido a la instalación de los sistemas de energía solar a gran escala en los estadios, allí es cuando inicia el aporte de los valores. Todo este trabajo también se encuentra avalado por el Comité Olímpico Internacional a través de sus medidas de protección ambiental, es decir, los Programas Verdes. De esta manera, las instalaciones olímpicas que se emplean tras cada evento deben contar con sistemas fotovoltaicos y colectores de calor.

El medio ambiente de cerca en el campo de fútbol

Y es que todo se inclina por favorecer tal estrategia ambiental, y ello por supuesto incluye la reducción del coste en la instalación de los paneles solares presentándose como un escenario óptimo al momento de percibir beneficios a corto plazo. Un ejemplo de ello puede ser un estudio de SolarPlaza, el estadio del equipo de fútbol americano Philadelphia Eagles, el Lincoln Financial Field, el cual es capaz de proveerse de hasta 3MW con su instalación. 

En tal sentido, los países de América del Norte se encuentran liderando el ranking en cuanto a estadios sostenibles. Pero los países europeos no se han quedado rezagados, sobretodos los que cuentan con gran tradición futbolística, los cuales se van acercando a los primeros lugares en el camino hacia las renovables. En esta lista encontramos a los Países Bajos y Alemania, que es cuentan con más de dos recintos deportivos funcionando  con dicha tecnología verde. De esta forma, el programa Green Goal, que ha sido impulsado por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), se ha presentado como una de las principales muestras enfocada hacia la preocupación del sector por los problemas de origen medioambiental.

Deja una respuesta